• 4 lonchas de lacón de unos 20 cm. de largo
  • 8 tranchetes de queso
  • 100 g. de harina
  • 2 huevos
  • 200 g. de pan rallado
  • Aceite
  • Pimienta negra

Hoy nos toca comer un plato muy típico de la provincia de Córdoba y que poco a poco se incorpora a las cocinas del resto de España; son los flamenquines.

Muy parecidos a los San Jacobo, existen muchas variedades dependiendo de los ingredientes que utilicemos, ya sea lomo, cecina, chorizo o jamón con queso empanado. La receta tradicional consistía en jamón envuelto en filete de cerdo. En nuestro caso, vamos a innovar y prepararemos este plato con lacón de León al horno.

La base de la receta va a ser el lacón al horno, un embutido consistente, lo suficientemente grueso y que puede sustituir perfectamente a los filetes de cerdo.

Instrucciones

  1. Colocamos las 4 lonchas en papel film y, encima, colocaremos los tranchetes de queso.
  2. Como la longitud deberá rondar los 20 centímetros, colocaremos dos tranchetes por cada loncha de lacón.
  3. A continuación, enrollamos el lacón y el queso de esquina a esquina, en diagonal.
  4. Para el empanado, batimos dos huevos en un plato,  preparamos 100 gramos de harina y 200 gramos de pan rallado que mezclaremos con un poco de pimienta negra.
  5. Primero, pasaremos los rollos por harina y, después, por huevo. Dejamos escurrir brevemente y empanamos. Como veis, todo bastante sencillo.
  6. Ahora, ponemos a calentar abundante aceite en una sartén para que cubra, al menos, hasta la mitad de altura de los flamenquines. Una vez esté caliente el aceite, freímos los rollos empanados y… ¡ya tenemos nuestros flamenquines!

Este plato se suele acompañar con guarniciones de mahonesa, tomate natural o patatas fritas, pero complementadlo con lo que más os guste.


[Total:3    Promedio:3.3/5]