• Atún en lata
  • Jamón York
  • Lonchas de queso
  • Pimiento de tu preferencia
  • Harina de trigo
  • Huevo
  • Pan rallado

Con una gran variedad de mezclas de alimentos, puedes crear platos únicos que sorprenderán a toda tu familia e invitados. Por ello, si te ha tocado preparar una buena comida, puedes realizar un San Jacobo de atún y pimiento.

Esta es una receta muy simple de elaborar. Por lo que podrás tener el plato listo y servido en pocos minutos. Además, sabemos que muchas veces disponemos de muy poco tiempo y si quieres ahorrar mucho más tiempo, puedes usar productos precocinados congelados. Tenemos que destacar, que además del ahorro en tiempo, estos precocinados están realizados con alimentos de calidad. Desde aquí te recomendamos los Precocinados Frimesa. Así, ¡Será súper sencillo y rápido!

¿Qué ingredientes necesitarás?

Los ingredientes que necesitarás para un San Jacobo de atún y pimiento son muy básicos y simples. Incluso, es probable que ya tengas la mayoría de ellos en tu hogar. Así que revisa bien la lista de ingredientes y verifica que los tengas para comenzar a prepararlo.

Paso a paso de la preparación

Una vez que tengas todos los ingredientes necesarios para realizar esta receta, será momento de ponerse manos a la obra. Para explicarte la manera en la que debes prepararlo te daremos un paso a paso simple de seguir. Solamente asegúrate de seguirlos todos en orden.

Paso 1

Lo primero que debes hacer es lavar muy bien los pimientos para luego proceder a cortarlos. Del mismo modo, deberás de escurrir muy bien el atún al abrir la lata, de tal manera que, te asegures de que quede seco.

Paso 2

Ahora será momento de comenzar a preparar el San Jacobo de atún y pimiento. Para ello, lo primero que deberás colocar en la tabla de trabajo es la loncha de jamón. Luego, sobre ella, la loncha de queso, un poco de pimientos y un poco de atún.

Es momento de envolver todo esto muy bien. Es de gran importancia que la loncha de jamón sea lo suficientemente grande para lograr que quede envuelto a la perfección.

Paso 3

Para asegurarte de cerrar bien todo, puedes utilizar un palillo para unir los bordes del rollo. Este paso puede ser opcional en caso de que hayas notado que quedó bien sellado por sí mismo. No obstante, si sientes que necesitas de un refuerzo extra, recuerda que puedes utilizar palillos.

Paso 4

Esta preparación destaca, sobre todo, por el rebozado por el cual se pasa. En este punto es importante que coloques en recipientes distintos un poco de harina de trigo, un huevo batido y pan rallado.

Así pues, deberás agarrar tu enrollado, pasarlo por la harina de trigo hasta que lo cubra bien, luego por huevo y finalmente por pan rallado. Si buscas una textura crujiente mayor, puedes rebozarlo dos veces.

Otro pequeño truco para que quede más crujiente y evitar fugas al freír, es dejarlo enfriar en la nevera por un mínimo de una hora. De esta forma, cuando los vayas a freír, estarán totalmente sellados.

Paso 5

El paso final es freír esta preparación de San Jacobo de atún y pimiento. Para ello te recomendamos dejar calentar muy bien el aceite en primer lugar. Entonces, será momento de colocar a freír los enrollados y darles vueltas para que queden doraditos por todos sus lados.

Al sacarlos, colócalos sobre papel de cocina o papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Si buscas comer San Jacobo de atún y pimiento de la forma más clásica posible, te recomendamos servirlo con ensalada verde. También te recomendamos acompañarlo con patatas fritas 😀

[Total: 1   Promedio: 5/5]